Kalima en Basida Navahondilla

El grupo de Kalima fuimos del 13  al 21 de julio a Basida Navahondilla (Ávila) a vivir la experiencia como grupo.

En lo que a las primeras impresiones se refiere, algunas fueron «chocantes» pero a la vez nos sentimos muy acogidos y las sensaciones fueron muy buenas desde un primer momento.

Conocimos pronto a la familia de la casa, tanto a los de la comunidad, Elena, Carmen y Rafa como a los voluntarios y usuarios de la casa.

Trabajamos duro desde el primer día, viviendo a tope cada momento y saboreando la experiencia. Algunos íbamos a la huerta y a los exteriores de la casa con nuestro compañero Pajito, otros a la lavandería con Mari Carmen, a los desayunos con los «peques» con Keiko, a la enfermería con Alicia o a la asistencia con Elena y compañía.

A las tardes íbamos todos juntos a la piscina dónde jugábamos, reíamos y nos tirábamos juntos o jugábamos partiditos a nuestro particular «waterpolo».

También teníamos nuestro tiempo para el grupo. Nos reuníamos y hacíamos nuestras dinámicas creciendo como tal. Faltó gente de Kalima que no pudo venir por diferentes motivos pero aún así estuvimos nueve; Ane, Juan Cruz, Irene, Aitor, Aitana, Mikel, Eider, Laura y Asier.

Nos llevamos grandes recuerdos de Navahondilla; el testimonio de Manuela, la caza de gamusinos con los más pequeños (Sami, Fali y Juanito), los cantos por las cocinas, las canciones de Manuel, los juegos del último día, el vídeo de Ane, el gimnasio, la piscina etc, pero sobre todo el compartir, el compartir tan buenos momentos con esta gran familia llamada Basida.

cats

Kalimako taldea Basidan (Navahondillan) egon ginen uztailaren 13tik 21era. Guretzat guztiz berria zen esperientzia hau taldean elkarrekin bizi nahi izan genuen. Taldeko 9 pertsona joan ginen Basidara: Ane, Juan Cruz, Irene, Aitor, Aitana, Mikel, Eider, Laura eta Asier.

Lehenengo bizipenak gogorrak izan arren, oso gustora sentitu ginen lehenengo momentutik, etxekoen harrera ezin hobea izan baitzen.

Azkar ezagutu genuen bertako jendea: bai komunitatekoak (Elena, Carmen eta Rafa), baita momentu horretan zeunden boluntarioak eta etxeko-kideak ere.

Gogor lan egin genuen hasiera-hasieratik, une bakoitza dastatzen eta topera biziz. Goizean goiz zeregin ezberdinetan antolatzen gintuzten: batzuk Pajitorekin joaten ginen baratzera, beste batzuk Mari Carmen-rekin arropa garbitu eta lisatzera, besteak Keikorekin «peke»-entzako gosariak prestatzera, Aliciarekin erizaindegira medikamentuak antolatzera edo Elenarekin asistentzia pertsonala burutzera. Arratsaldeetan, aldiz, elkarrekin joaten ginen igerilekura, bertan momentu oso onak pasa genituen, bai jolasean, bai «txonboak» botatzen, baita gure waterpolo-partiduak jokatzen ere.

Honez gain, talderako ere lekua utzi genuen. Egunero batzen ginen gure dinamikak egiteko, horrela, egunean zehar bizitako sentipenak eta usteak elkarbanatzen genituen. Oso polita eta aberasgarria izan zen.

Navahondillatik oroitzapen oso onak eraman ditugu etxera: Manuelaren testimonioa, gamusinoen ehiza etxeko txikiekin (Sami, Fali eta Juanito), sukaldeko kantuak, Manuel-ekin abesten pasa ditugun momentu alaiak, azken eguneko agurra, Anek egindako bideoa, errehabilitazioa gimnasioan, igerilekuan egindako barreak… Baina batez guretzat hain berezia izan den familia honekin elkarbanatutako guztiarekin geratzen gara. Mila esker, Basida.

2017-11-25T11:05:49+00:00 agosto 1st, 2014|Campos de Trabajo, Kalima|1 Comment

One Comment

  1. Juan Cruz agosto 1, 2014 at 7:19 pm - Reply

    Me gusta mucho la presentación del campo de trabajo y la foto de entrada me parece muy acertada, bonita y divertida. Gran campo de trabajo, si señor, un campo de trabajo que recordaremos tod@s. Nos hizo mucho que pensar, nos tocó en lo mas profundo, en todos los aspectos.
    Con los de la casa fenomenal y con los del grupo una verdadera gozada. Un abrazo a todos y a todas. Gracias por haber hecho posible este semana. Buen verano.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.