TRAS EL PICO DEL PETROLEO; EXCAVADORAS MANUALES

Todo el mundo sabe que entre todas las crisis que estamos sufriendo, la energética ya es reconocida por todos los actores: gobiernos, productores, extractores, consumidores, etc.

         Es por ello que un alumno del curso de Construcciones Metálicas (FPTI) se ha apresurado en construir una máquina que no es dependiente de la cada vez más escasa energía fósil: UNA EXCAVADORA MANUAL. Nuestra sociedad del bienestar esta cimentada sobre una tecnología dependiente de energías no renovadles, y nuestra civilización se construye gracias a maquinas por cuyas venas fluye la sangre del petróleo.

         Cuando extraer oro negro ya no sea rentable ¿cómo moveremos nuestra sociedad? La respuesta es sencilla: con nuestra fuerza de trabajo, con nuestros propios cuerpos, tal y como siempre se hizo. Aprovechando los avances tecnológicos, sumamos la fuerza de nuestros bíceps con el efecto multiplicador de unos mandos metálicos unidos angularmente por unas bisagras bien engrasadas, para como resultado poder mover tierras gracias a un solo gesto, sin agacharnos, sin desriñonarnos, sin machacarnos. Un milagro.

         Así lo hacen los Amish. Con tan solo 50 máquinas de tracción animal y humana son capaces de sostener unas sociedades respetuosas con el medio ambiente. Libres de la carbonodependencia fabrican, trasforman y producen lo suficiente para una vida sencilla y feliz. Respetando a las personas, los animales y el planeta entero.

         Pues ya sabéis, mientras tengamos edad de gimnasios y prácticas deportivas varias, no desaprovechemos ese potencial humano para sobrevivir e invirtámoslo en el bien común. Quien sabe, quizás este duro trabajo físico de la excavación manual, bien repartido, nos proporcione mejor salud que el actual modelo laboral sedentario.

2017-11-25T11:05:48+00:00 febrero 24th, 2015|FP Básica Bilbao|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.